Son la opción ideal para hacer deporte (puesto que el campo visual es mayor que con gafas), ir al teatro, a cenar….
No necesitan líquidos de mantenimiento. Por lo que son las lentes de contacto ideales para la gente que tiene alergia a líquido de mantenimiento.

Debido a ser de reemplazo diario son muy finas y por tanto muy cómodas.

El la actualidad existen lentes de contacto diarias para personas con astigmatismo y para personas con presbicia.